Estrategias para Lidiar con el Acoso Moral en las Empresas

Prof. Maribel Huertas, Ed.D.
Catedrática Auxiliar
Departamento de Administración de Sistemas de Oficina
Facultad de Administración de Empresas
Recinto de Río Piedras
Universidad de Puerto Rico


 


 

    Noticias
 

    Asesora
   
Académica

 

    Currículo
 

    Artículos                
 

  ADSO 4145



                             

Apartado 23331
Estación Universidad
Río Piedras, PR
787-764-0000, Ext 3412
Fax 787-763-6911

 

 

 

Introducción

¿Cuántas veces usted se ha sentido acosado o acosada por compañeros de trabajo y superiores que no comparten ni respetan sus valores y principios morales o ha sido testigo de esta conducta en su lugar de trabajo?  ¿Qué ha hecho ante esta situación:  quedarse callado y soportar?  ¿Por qué?  ¿Es saludable trabajar en una ambiente donde reina el acoso moral u hostigamiento laboral?  El acoso moral se define como una manifestación constante y a veces sublime de una conducta abusiva de un individuo que provoca el desgaste psicológico de otro individuo. 

 Heinz Leymann (1990) empleó el término “mobbing” (atacar), para esta conducta de hostigamiento, que es un acto de desgastar psicológicamente a un empleado o compañero de trabajo con el objetivo de conseguir que éste se autoexcluya.  Aproximadamente diez años más tarde Marie France Irigoyen (1999) adoptó el término “acoso moral” para asignarle un nombre a este tipo de hostigamiento, el cual se da en el escenario laboral.  Dicha conducta incluye palabras ofensivas, actos, gestos e información escrita que puede atentar contra la personalidad, la dignidad o la integridad de un ser humano.    Por consiguiente, la conducta deliberada del agresor desencadena ansiedad en la víctima, provocando muchas veces una actitud defensiva, que a su vez puede generar nuevas tensiones para este individuo y hasta graves problemas de salud.

Es de pleno conocimiento que esta situación se presenta en muchas empresas locales e internacionales, mas no se le está dando la importancia que amerita, ni se está atendiendo adecuadamente, lo cual puede afectar el funcionamiento y operación de la empresa misma. Por un lado, las personas afectadas sufren cambios en su salud física, mental y emocional.  Esto provoca a su vez desmotivación, depresión y deseo de abandonar el empleo.  Por otro lado, la empresa también se ve afectada, tanto en la productividad como en el logro de sus metas organizacionales, entre muchos otros aspectos como lo es el ambiente laboral tan pesado que se manifiesta.

 ¿Qué es el acoso moral?

 El acoso moral se define como una conducta no deseada de hostigamiento laboral de un supervisor o empleado contra otro.  Esta forma de hostigamiento atenta contra la dignidad de la persona mediante la provocación consciente de un ambiente hostil, intimidatorio, ofensivo y humillante hacia la víctima. 

Perfil del acosador

 Soto (2001) y otros autores exponen algunos de los síntomas que presenta el acosador:

  • No es capaz de reconocerse a sí mismo como ser humano

  • No ha podido construir una identidad propia

  • Manipula a su víctima para que no pueda reaccionar al conflicto

  • Manipula a los demás para que se enfrenten entre sí

  • Maltrata a su víctima psicológicamente y lo desmoraliza

  • No tiene ni siente compasión ni respeto por los demás

  • Necesita bajar la autoestima de los demás para aumentar la suya

  • Necesita destruir la identidad de los demás para sobrevivir

  • Le gusta sentir que tiene poder y que es admirado por los demás

  • Descarga sobre los demás la responsabilidad de lo que no funciona

  • Rechaza la comunicación directa (ésta es su arma principal)

  • Es frío y calculador, pero no de una forma que no le traiga problemas

  • Sólo sus víctimas conocen su lado oscuro, ya que es experto en relaciones sociales

  • Utiliza como técnicas la insinuación, alusiones malintencionadas, la mentira y la humillación

  • Estigmatiza a su víctima

  • Acaba con su víctima poco a poco sin que muchas veces nadie se dé cuenta del conflicto que existe

  • Amenaza el estatus profesional y reputación de la persona a la que agrede

  • Actúa en contra del buen ejercicio del trabajo que realiza su víctima

  • Manipula la comunicación y la información

  • Actúa en forma injusta y perversa contra su víctima

  • Niega la agresión

Razones por las que se da el acoso moral en las empresas

  • Sentimientos de envidia  hacia otro individuo que posee algo más que el acosador no tiene

  • Surge de la reacción de la víctima contra el autoritarismo del acosador

  • Surge cuando existe una mala organización del trabajo y una pobre ejecución en el manejo y solución de conflictos

Consecuencias del acoso moral

 Para las empresas

Rivera (2001) expresa que este problema de violencia en el ambiente laboral produce lo siguiente:

  • Se convierte en una epidemia proporcional

  • Se traduce en la pérdida de negocios y de productividad

  • Aumenta el absentismo de los empleados

  • Se pierde el profesionalismo que debe proyectar la empresa

  • Se pierde capital humano experto

  • Se deteriora la calidad de vida laboral

  • Aumenta la rotación de empleos en las áreas de trabajo

  • Aumenta el uso de licencias por enfermedad

  • Puede implicar gastos legales

  • Constituye un mal social que nos debilita como pueblo

Para los empleados

  • Afecta la salud física y mental de la víctima y de otros individuos que laboran en la empresa

  • Produce depresión, enfermedades psicosomáticas, fatiga crónica, pérdida de memoria, alcoholismo, dependencia de drogas o narcóticos y hasta suicidio

  • Puede inhabilitar al empleado para el trabajo

  • Produce pérdida de identidad en el trabajo

  • Conlleva unos gastos en medicamentos, hospitalización, visitas médicas, facturas de abogados, costo por accidentes, desempleo y hasta relocalización; lo cual afecta tanto a la víctima como a la empresa

Sugerencias para lidiar con situaciones de acoso moral en las empresas

Según Soto (2001), toda organización puede ayudar a prevenir el acoso moral si sigue las siguientes recomendaciones:

  • Incluir este asunto en los objetivos de la empresa y determinar cómo debe tratarse a los empleados

  • La estructura organizacional debe contener niveles claros de dirección

  • Las descripciones de trabajo deben estar bien definidas

  • La política del personal debe incluir cuáles son las conductas que se esperan y los estándares éticos

  • Desarrollar mecanismos de mediación y resolución de conflictos en todos los niveles gerenciales

  • Promover una comunicación abierta, sincera y efectiva

  • Desarrollar una política interna

  • Establecer procedimientos cuando ocurra un incidente

  • Crear programas de capacitación y adiestramiento dirigidos a empleados en todos los niveles

 Desde otra perspectiva, cada empleado en su carácter individual también puede tomar acción ante este asunto de la siguiente manera:

  • Crear conciencia de que existe la situación y no ceder ante los ataques el agresor

  • Controlar las emociones

  • Anotar días, horas, nombres de testigos y conductas que presenta el acosador

  • Informar la situación a los superiores

  • Buscar apoyo emocional

  • Buscar ayuda profesional, tanto médica como legal (si la empresa no responde a su llamado)

  • Recuperar
  • Leer libros de autoayuda

  • Ayudar a crear programas de prevención y orientación sobre el acoso moral dirigidos a los empleados en todos los niveles

  • Ayudar a establecer mecanismos para mediación y solución de conflictos en todos los niveles

  • Ayudar a establecer en las empresas mecanismos legales y de fiscalización para combatir esta conducta tan indeseable

  • Cambiar de trabajo (ésta sería la última opción y depende de la salud emocional y autoestima de la víctima)

Base legal

 Aunque en Puerto Rico la Asamblea Legislativa no ha legislado el acoso moral como causa de acción primaria, en ocasiones esta conducta viene acompañada de otra causa de acción, como lo es el hostigamiento sexual, el discrimen en el empleo y el despido injustificado, entre otros.  Sin embargo, sí hay fundamentos para llevar una causa de acción por acoso moral, los cuales están contemplados en el Artículo II de la Carta de Derechos de la Constitución de Puerto Rico.  “La dignidad del Ser Humano no es Inviolable”.  “... el derecho de todo trabajador a escoger libremente su ocupación y a renunciar a ella,  recibir igual paga por igual trabajo, a un salario mínimo razonable, a protección contra riesgos para su salud o integridad personal en su trabajo o empleo...”

 Otra fuente de causa de acción que puede llevarse por motivos de acoso moral es la base contractual, siempre y cuando haya un contrato de empleo.  Desde otra perspectiva, el despido injustificado, que puede resultar como consecuencia de esta conducta, está contemplado en la Ley 80. 

Conclusión

 El acoso moral o laboral puede presentarse en cualquier empresa a cualquier nivel jerárquico, por lo que nadie está exento de esta conducta y sus consecuencias tan negativas, tanto para la víctima como para la empresa y hasta para el propio acosador.   Por lo tanto, hay que crear conciencia de que todos podemos ser víctimas de esta conducta indeseada en algún momento.  El acoso moral provoca en la víctima una extrema incomodidad en su ambiente laboral, haciendo que ésta pierda su equilibrio emocional, que es lo que desea el acosador, su destrucción.

 Una empresa que no posea los mecanismos para detectar una situación de acoso moral y no lo reconozca a tiempo, puede tener como consecuencias el decaimiento del trabajo, encarecimiento del ambiente laboral, despidos injustificados, abandono o renuncias inesperadas y hasta suicidios o muertes en el lugar de trabajo.  Es responsabilidad de todos establecer métodos de prevención, medidas de seguridad y programas de ayuda a las víctimas de conflictos como éste.  La prevención, planificación y rápida atención a este problema ayudará a proteger la empresa y a sus empleados de los resultados que puede traer esta conducta tan indeseable. Aunque el acoso moral es una situación difícil de probar y no existe legislación para llevar acción por este tipo de hostigamiento, existen otras posibles soluciones legales y casos en Puerto Rico que apoyan a las víctimas para llevar a cabo una acción legal.

Finalizo este artículo con una cita de Hernández (2001):  “En la medida que aprendemos a vivir en armonía, mejora nuestra salud física y mental, mejorando nuestro desempeño como profesionales.  La vida es una carrera en la que cada persona debe desarrollar un mapa donde establezca sus prioridades para lograr sus objetivos.”

 

         

Derechos de Autor © Este artículo es propiedad intelectual de la Dra. Maribel Huertas. Se prohíbe su reproducción sin el debido crédito a su autora. Si se reproduce, debe mantenerse esta notificación de propiedad intelectual.

Este sitio es creado y mantenido por el Departamento de Administración de Sistemas de Oficina de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, como parte de un proyecto de investigación con la empresa Saynet, Inc.


Webmaster: Myriam Burgos